CONOCE TU SEXO Y HAZ LAS PACES CON ÉL

A menudo me pregunto que le pasará a esta sociedad con los coños. ¿Qué tenemos en contra de ellos? Ya basta de coñofobia. Toca hacer las paces con tu sexo.

Hace un tiempo hablaba con una amiga de lo importante que es conocer nuestro coño. Siento ser tan brusca. Pero es que no sabes cuanto me molesta que sea vulgar hablar de COÑOS y nos parezca de lo más normal decir que esto o aquello es un COÑAZO. Pero ese es otro tema.
Lo que te contaba. No es la primera vez que hablo de la autoexploración. Pero hoy quiero que te conozcas y reconozcas.

Tu sexo el blog de evaAhora me gustaría preguntarte algo. Si pusiéramos 100 fotos de vulvas, ¿sabrías reconocer la tuya? ¡Ah, amiga! Te pillé. Tranquila, no respondas. Ya se que la respuesta es NO. Pero curiosamente si podrías reconocer tus manos, tus pies, tus piernas e incluso tu espalda aunque esta sea más complicado de ver que tu vulva. Sabes donde habitan todas las marcas, cicatrices, pecas de tu piel. Pero serías incapaz de reconocer tu coño de entre 100 fotos. ¡Sólo 100 fotos! Y tú no sabes cuál es el tuyo. ¿No te parece triste?

Verás. No te sientas mal por ello, a muchas personas les ocurre. Ahora déjame darte una buena noticia. A pesar de que tu coño no es el mismo que era hace unos años, sigue siendo el tuyo y lo será siempre, al no ser que te hagas un cambio de sexo. Por lo que estás a tiempo de observarlo detenidamente y conocerlo.

CONOCE(TE) EL COÑO

Cuando hablo de conocer(te) todas las partes de tu cuerpo, incluido tu sexo, hablo también de su color, tacto, olor. Hablo de que conozcas y reconozcas todas las cosas maravillosas que ocurren en tu sexo. Una vez lo hayas hecho durante días te invito a que juegues al ¿quién es quién?

Ya sabes todo de él. Sabes el color, la apariencia, el grosor de tus labios, el tamaño de tu clítoris, el sabor. Sí, el sabor. ¿Te resulta extraño? Escucha, querida. ¿Te has mordido las uñas alguna vez? ¿Has besado a un desconocido? ¿Te han practicado sexo oral? Entonces no hablemos de asco ;) Todo se resume, una vez más, a la terrible manía que tiene la sociedad de inculcarnos este horrible pudor hacia nuestro sexo. Cuando seas capaz de reconocer tu precioso y querido coño toca hacer las paces con él. Te pido que lo hagas de corazón. Sin vergüenza, sin prejuicios y desnuda ante ti.

Esto es una especie de rezo sexual. Sirve entre otras cosas para que te AMES más y mejor.

Dice así.

Tú mi querido coño. Siento haberte ignorado tanto. Hace años que mantenemos una relación. Has crecido y madurado conmigo y yo a penas me había dado cuenta de ello. Tantos años conmigo y yo ignorando tú gran potencial. Desafiándote y haciéndote cada vez más pobre.

Valoro mucho que hayas estado ahí a las buenas y las no tan buenas. Siempre dispuesto a darme buenos momentos. Eres una caja de buenos recuerdos. Un rinconcito sagrado. Has vivido conmigo lo más íntimo, real, carnal. Siempre atento y listo para la acción.

No sólo me has dado los mejores orgasmos (o lo has intentado), sino que también me has hecho crecer, explorar, y viajar a lugares mucho más húmedos y salvajes. ¡Que tonta he sido! Todo lo que me puedes ofrecer, y yo tan ciega e ignorante ante ti. Me(te) prometo que las cosas van a cambiar.

Quiero disculparme y decirte que esta vez lo voy a hacer mejor. Ahora entiendo porqué no estabas a la altura cuando más te necesitaba. Todo tiene sentido. ¿Cómo ibas tú a estar dispuesto a darme lo que quería si yo tenía la cabeza desconectada de ti (de mi)? Esas cosas tiene el no conocerse en profundidad. ¿Cómo ibas tú a saber lo que yo necesitaba en esos momentos de placer? Pero ahora que las cosas han cambiado, y ya te conozco y reconozco voy a cuidar de ti como mereces para que me des los mejores ORGASMOS.

¡GRACIAS COÑO!

 

¿Me cuentas cómo te sientes después hacerlo?

Eva XX

2 comentarios de “Haz las paces con tu sexo

  1. Alicia dice:

    Este post es impresionante, ojalá lleguen a verlo todas las mujeres de este mundo, y algunos hombres también para que cuando más mujeres hablaremos de que sí nos masturbamos o que sí nos lo hemos mirado, qué no les parezco raro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si Naugthy People, Cookies, galletas o como queráis decirlo, este es el típico mensaje donde decimos que utilizamos Cookies para mejorar el servicio de RedLights :) ACEPTAR
Aviso de cookies