Guía de arneses para pegging

En los últimos años, el pegging ha tomado el protagonismo en el mundo sexual. Y tú probablemente hayas llegado hasta aquí por mera curiosidad o porque has escuchado hablar de esta práctica y quieres tener más información.

El pegging es la práctica en la que una mujer cisgénero utiliza un arnés para penetrar analmente a su pareja (hombre). Cada vez son más las personas que pierden el miedo al sexo anal y se atreven con nuevas aventuras, el pegging es una de ellas.

Algunas personas medida que se sienten cómodas con su sexualidad comienzan a autoexplorar el sexo anal, ahí empieza a tener sentido la idea de invitar a tu pareja a llevar a cabo el pegging.

La glándula prostática es una parte especial del cuerpo que está directamente vinculada a su pene y testículos, lo que significa que al estimular la próstata, ubicada a pocos centímetros del ano, en el recto, afectará directamente el resto de sus genitales y el resultado es extra placentero.

Si quieres saber qué arneses puedes utilizar para el pegging y conocer algunos trucos para llevar a cabo la práctica de una forma placentera, echa un vistazo a esta guía.

Cómo plantear el pegging

El pegging puede ser un tema difícil de abordar con tu pareja, pero una conversación al respecto es el mejor punto de partida. La comunicación es importante, no importa si tú eres la persona que desea penetrar o ser penetrada.

Empieza por explicarle qué es el pegging. Una vez lo hayas hecho, pregúntale a tu pareja qué piensa al respecto. Ahora es el momento de sincerarse y contarle las razones por las que tú quieres llevar a cabo esta práctica sexual. Puede ser por curiosidad, como un elemento de sumisión y dominación, o simplemente porque quieres experimentar con el placer.

La comunicación será mucho más eficaz si lo haces con suavidad, honestidad y asertividad.  Y lo más importante, respeta la reacción de tu pareja, aunque ésta no sea de tu agrado.

Esenciales del pegging

Antes de empezar a buscar un arnés para el pegging es importante que sepas la importancia de usar un lubricante anal. Es importante lubricar el ano y el juguete para facilitar la inserción. Si vamos a utilizar juguetes es importante que el  lubricante anal sea base agua.

En RedLights te recomendamos que empieces con un arnés con correas y un dildo delgado, la penetración sea más cómoda para ambos. Pero puedes encontrar diferentes tipos de arneses; con o sin correa.

Arneses para el pegging con correa

39,95

Arneses para el pegging sin correa

‼️En RedLights no recomendamos el uso de arneses sin correas para personas principiantes, puesto que son algo más complicados de utilizar.

Es importante que el arnés os guste estéticamente y que se ajuste a vuestras necesidades. Recuerda que lo más importante a tener en cuenta es el tamaño del dildo, el material y la potencia (si vibra). Para empezar lo mejor será un dildo de unos 2-3cm de diámetro, que tenga un tacto suave y que no vibre o la potencia sea mínima.

Cómo practicar el pegging

Lo primero que debes tener en cuenta es el uso de un buen lubricante anal. Cuando la zona esté lubricante, antes de utilizar el arnés, es importante llevar a cabo unos juegos anales. Los juegos pueden ser con los dedos o pequeños juguetes que nos ayuden a estimular la zona, relajarnos y a dilatar. En RedLights te recomendamos que empieces con unas bolas anales o un plug anal pequeño.

Después del juego ya podéis probar con el arnés y empezar con el pegging. No olvides aplicar el lubricante de nuevo antes de la penetración.

En RedLights te recomendamos que te pongas en una postura que sea cómoda para ti. Muchas personas prefieren estar inclinadas al estilo perrito, pero otras prefieren tumbarse boca arriba con las piernas en alto, para facilitar el acceso al ano. Sentiros libres de explorar hasta que encontréis lo que mejor os haga sentir.

Es aconsejable empezar con la penetración lenta, controlando la profundidad y la velocidad.

¿Necesitas ayuda?

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del chat de la web o formulario de contacto y te respondemos como un cohete.