<< DESCUBRE TU CUERPO

La vulva

A menudo se confunde la vagina con la vulva y aunque si es cierto que la vagina es una parte de la vulva, la vulva se compone de otras partes que está bien conocer para ser más conscientes de nuestra anatomía y así poder disfrutar mucho más de nuestra sexualidad. Porque, ¿cómo vamos a disfrutar de algo que no conocemos? ;)

Partes de la vulva

La vulva es la parte externa y/o visible de la anatomía sexual y se compone de varios puntos:

  • Monte de Venus
  • Labios vaginales (mayores y menores)
  • Vestíbulo de la vagina
  • Clítoris
  • Bulbos del vestíbulo
la vulva

Antes de saber todo sobre la vulva es importante saber que NO existen dos vulvas iguales, todas y cada una ellas son diferentes y que alegría que sea así (¡que viva la diversidad!), pero a pesar de estas diferencias todas están compuestas por las mismas partes básicas.

MONTE DE VENUS

El monte de venus o monte del pubis es un montículo carnoso que se encuentra justo sobre la vulva. Es la parte que está cubierta de vello púbico. Su función es proteger el hueso púbico.

Labios vaginales (mayores y menores):

Algunas personas se refieren a los labios vaginales como externos e internos pero esto no nos gusta demasiado puesto que no siempre los labios menores (internos) están de forma interna.

Los labios vaginales son pliegues de piel situados alrededor de la abertura vaginal. Los labios mayores acostumbran a ser carnosos y están cubiertos de de vello púbico (igual que el monte de venus). Los labios menores tienen unos pliegues más delicados de piel, no están cubiertos por vello y están situados entre los labios mayores y la entrada vaginal.

Los labios vaginales es el vestido de la vulva, algo muy característico que le da toda la personalidad a la vulva. Podemos encontrar labios vaginales más largos o cortos, lisos o arrugados de mayor o menos tamaño. Puede variar incluso el color y éste va cambiando a medida que se envejece. Pero todos comparten algo en común; son sensibles y aumentan de tamaño durante la excitación sexual.

Consejo

¡Consejo!

En RedLights somos muy partidarios de conocer nuestro cuerpo, explorar y descubrir los cambios que se producen en las diferentes fases sexuales (excitación y orgasmo). Observa tu vulva antes y después de la excitación será divertido ver los cambios que se producen.

Vestíbulo de la vagina

El vestíbulo vaginal es un espacio situado entre los labios menores en el que se encuentra los orificios de la uretra, la abertura vaginal y las glándulas de Bartolino.

  1. El orificio uretral está situado en la parte superior de la abertura vaginal (y debajo del glande del clítoris), por este orificio es por el que sale la orina. A cada lado del orificio de la uretra se encuentran los orificios de las glándulas parauretrales (más conocidas como glándulas de Skenne).
  2. La abertura vaginal está situada justo debajo del orificio uretral. Para que quede un poquito más claro. Es el lugar por donde sale la menstruación, penetramos durante el coito y por donde nacen los bebes.
  3. Los conductos de salida de las glándulas de Bartolino son las encargadas de secretar lubricación durante la excitación.

Clítoris

clítoris

El clítoris en su totalidad consiste en dos pilares, dos cuerpos cavernosos y el glande. Esta parte no visible se extiende hacia abajo y hacia atrás por ambos lados de la vagina.

El glande del clítoris (la parte visible) está situada entre los extremos de los labios menores.

Durante la excitación, gracias al tejido eréctil por el que está compuesto el clítoris, al rellenarse de sangre aumenta de tamaño, esto hace que el capuchón (prepucio) del clítoris se retraiga dejándolo mucho más expuesto a la estimulación. El tamaño del glande del clítoris es totalmente variable.

importante

¡TOma nota!

El clítoris es el órgano del placer por excelencia, tiene 8.000 terminaciones nerviosas, ¡alucina!

¿QUIERES ESTIMULAR EL CLÍTORIS? ¡Este súper combo de placer es la bomba! 

-29%
34,99 24,99
24,99

Bulbos del vestíbulo

Existen dos masas alargadas situadas en la base de los labios menores, que igual que el clítoris se componen de tejido eréctil y al llenarse de sangre durante la excitación se agrandan y estrechan la abertura vaginal produciendo presión sobre el pene durante el coito, se llaman bulbos vulvares.

Como ves, la vulva, igual que otras partes de nuestro cuerpo, es una máquina perfecta capaz de darnos todo lo que necesitamos para disfrutar al máximo de nuestra sexualidad ya sea en solitario o en pareja.

Ahora que sabes todo sobre tu vulva es hora de poner en marcha la autoexploración para ver de qué manera se producen estos cambios durante las fases sexuales. Seguro que descubres cosas maravillosas sobre tu cuerpo que te permitirán disfrutar mucho más de tus encuentros íntimos. Puedes acompañar este proceso autoconocimiento con el vibrador Butterfly Flutt, un juguete capaz de estimular la vulva por completo.

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del chat de la web o formulario de contacto y te respondemos como un cohete.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR …

Hey! ¿Te ha gustado? Compártelo con tus amigxs 😀