<< DESCUBRE TU CUERPO

Cómo masturbar a una mujer paso a paso con imágenes

En otras guías hemos intentando dejar claro que cada persona es un mundo, con sus gustos y preferencias y que lo importante en la sexualidad es conocerse a una misma y a sus parejas, así como tener una buena comunicación, para poder disfrutar al máximo del sexo. Con esta guía no pretendemos dar una receta infalible de cómo realizar una masturbación a unos genitales “femeninos”, sino aportar una serie de ideas que puedas aplicar y descubrir si te gustan más o menos para luego introducirlas (o no) en tu actividad sexual y poder masturbarte a ti misma/o/e o a vuestras parejas.

Aquí van algunos consejos sobre cómo masturbar a una mujer paso a paso con imágenes o a cualquier persona que tenga vulva.

Antes de seguir avanzando con el tema, sería interesante que hagas un pequeño repaso de la anatomía de la vulva, con nuestra guía “Hola, soy tu vulva”.

Movimientos lineares

cómo masturbar a una mujer con movimientos lineares

Para esta técnica queremos tocar el clítoris con la yema de uno o dos dedos, realizando movimientos lineares. Estos pueden ser de arriba a abajo, viceversa, o de forma lateral (¡a gusto del consumidor!), aplicando un ritmo y velocidad variables para ir incrementando poco a poco el placer.

Antes de ir directamente al clítoris, puedes realizar estos movimientos por el vestíbulo, entre los labios menores. O si queréis probar con un contacto más indirecto y suave, puedes probar la técnica del sandwich, donde los movimientos se aplican con dedo índice y corazón a ambos lados del clítoris: deslízalos igualmente de arriba a abajo y alternadlo con la aplicación de presión.

Movimientos circulares

Usando esta vez 4 dedos, de forma que se puede abarcar toda la zona externa del clítoris pero también la parte más superior de los labios. De nuevo, ir alternando el sentido y/o la velocidad de los movimientos, hasta encontrar una pauta que sea placentera.

-24%
12,95 9,90

importante

¡SUPER CONSEJO!

El clítoris es una zona muy delicada y sensible. Incluso aunque la persona esté excitada y bien lubricada, es muy importante usar algún tipo de lubricante cuando vayamos a aplicar un contacto sostenido en el tiempo, para no irritar la zona ni causar dolor.

Presionando

cómo masturbar con presión

Usando varios dedos, presiona en la parte más inferior del monte de venus, justo encima del clítoris, pero sin tocarlo directamente. Juega también con aplicar más o menos presión y con algunos movimientos circulares, para estimular de forma indirecta la parte interna del clítoris.

Esta técnica resulta muy útil para acumular tensión sexual. Cuando estés cerca del orgasmo, puedes seguir presionando con la palma de la mano y utilizar las puntas de los dedos para tocar el glande del clítoris de forma más directa.

Pellizcos suaves

Los labios son también una parte muy sensible y con muchas terminaciones nerviosas. Prueba a pellizcar o apretar con delicadeza y suavidad primero los labios mayores y luego los menores. También puedes utilizar las yemas de los dedos para recorrer suavemente su contorno.

cómo masturbar a una mujer con imagenes

Penetración con los dedos

Introduce con cuidado uno o dos dedos en la vagina, con la ayuda de lubricante. Puedes realizar movimientos de penetración, al ritmo que te guste, o bien puedes curvar los dedos hacia arriba y estimular la parte interna del clítoris.

Ayúdate del pulgar de la misma mano o de la otra, para estimular externamente el clítoris con alguna de las otras técnicas.

Sexo oral

¿Quién dijo que había que elegir entre sexo oral o masturbación? Ayúdate de la lengua y los labios para dar aún más placer durante la masturbación (puedes leer nuestro artículo sobre el cunnilingus para coger ideas).

Estimulación de otras zonas erógenas

zonas erógenas mujer

Puedes provocar aún más placer estimulando simultáneamente otras áreas del cuerpo: los pezones, el cuello, el ano, los pies… descubre aquellas partes que te vuelven crazy a ti o a tu pareja(s) y combina la atención a estas y a los genitales.

Estimulación con accesorios

Algo tan sencillo como el chorro de la ducha y/o el juguete erótico más sofisticado pueden cambiar por completo la experiencia. ¡Añade un poco de fantasía y variedad a tus sesiones de masturbación!

Cómo ya hemos dicho antes, esto son solo algunas ideas y técnicas que puedes seguir, pero ten en mente que no estamos siguiendo una receta de cocina. No hay ninguna técnica infalible sobre cómo masturbar a una mujer o personas con vulva. Puedes cambiar los ingredientes y siempre serás tú quien decida el orden.

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del chat de la web o formulario de contacto y te respondemos como un cohete.